El 2020 ha sido un año especial, marcado por la pandemia del Covid-19. Tal vez no sea uno de los mejores, pero sí nos ha entregado importantes aprendizajes, que nos reorientaron a sensibilizarnos y valorar la vida, el hogar, la familia, los amigos y el trabajo.

Las personas y sus intereses marcan las pautas del progreso. FCAB tiene en cuenta en su dirección estratégica, la atención de expectativas y preocupaciones de cada grupo de interés. Estamos trabajando en construir relaciones de confianza, aportar al equilibrio, empleabilidad local y desarrollo social, a la calidad de vida de nuestro capital humano y entorno, y generar juntos más valor para la empresa, para Chile, las comunidades donde estamos presentes y el medio ambiente.

Durante estos meses hemos desarrollado un modelo de trabajo en el que las personas han sido nuestra prioridad, ejecutando todas las medidas necesarias para salvaguardar la salud y garantizar la continuidad operacional.

Asimismo, hemos fortalecido la relación con el territorio y sus actores relevantes, fomentando un vínculo más horizontal y orientado al beneficio común.

Un año en el que hemos podido confirmar nuestro modelo de negocio, lo que nos anima a mirar al futuro con optimismo y seguridad.

Avanzamos en el cumplimiento de los compromisos, fortaleciendo cinco ejes claves de desempeño: crecimiento y desarrollo, transformación y cambio, continuidad operacional, desarrollo territorial y gestión social.

En tal sentido, con las personas en primer lugar, nos ocuparemos en el 2021 de poner el mayor esmero en todo lo que hacemos, guiados por principios de sustentabilidad, con eficiencia y competitividad, considerando ingredientes claves como diversidad, inclusión y responsabilidad con el medioambiente y los vecinos, manteniendo nuestra esencia ferroviaria y lo que representamos para la región.