En Calama sorprenden a 4 restaurantes con clientes consumiendo en su interior.

4 sumarios sanitarios en contra de igual número de restaurantes fueron iniciados por la Oficina Provincial de la Seremi de Salud en Calama, luego de que fueran sorprendidos con clientes y prestando servicios en su interior. Así lo detalló la Secretaria Regional Ministerial de Salud, Rossana Díaz Corro, quien destacó que lo locales contravinieron la Resolución Exenta del Ministerio de Salud 200, que explícitamente prohíbe esta práctica, permitiendo sólo la venta a través de una ventanilla o puerta que de hacia el exterior o través del sistema de pedidos o delivery.

Se trata de la Cocinería Urkupiña II (Avda. Latorre 1930, local 16); Restaurante Martita (Avda. Latorre 2084); Cocinería Olivia (Antofagasta No.2053) y el Restaurante Las Brasas del Perú (Félix Hoyos 2016), recintos que se exponen a sanciones que van entre 1/10 a las Mil Unidades Tributarias Mensuales (UTM) en conformidad a la normativa sanitaria y cuyos clientes debieron abandonar el lugar en el momento de la inspección.

FALTA DE RESPONSABILIDAD

La Seremi de Salud, lamentó la falta de responsabilidad y de conciencia de los dueños y administradores de los locales, sino también de las personas que estaban almorzando y comiendo en los referidos establecimientos, indicando que se exponen a contraer el virus, poniendo en riesgo a sus familiares, seres queridos y a su propia vida.

La autoridad comentó que los fiscalizadores de la entidad que dirige, están efectuando un nutrido trabajo de revisión e inspección – alrededor de 124 inspecciones durante los últimos 7 días – con el fin de proteger la salud de la ciudadanía, instancia que les ha permitido además observar las condiciones sanitarias de los recintos.

PRESENCIA DE BARATAS

Puntualizó que en el marco de estas acciones de vigilancia, los profesionales de la Seremi de Salud en Calama, detectaron graves falencias en el Restaurante La Casona, ubicada en calle Antofagasta No. 1998, hallándose en el lugar la presencia de una gran cantidad de baratas e importantes deficiencias de aseo. 

Acotó que la Seremi de Salud en Calama inició un Sumario Sanitario al recinto y prohibió su funcionamiento, arriesgándose también a sanciones que van de 1/10 las 1.000 UTM. El local permanecerá cerrado hasta que compruebe que ha zanjado todas sus fallas.