Antofagasta Terminal Internacional (ATI), recibió sello de “reducción” del Programa Huella Chile del Ministerio de Medio Ambiente, logrando disminuir en un 30% el consumo de energía eléctrica de la luminaria exterior de zonas operativas por la implementación del proyecto de Eficiencia de Consumo Energético – Mejoramiento de Iluminación Exterior.

“Desde que comenzamos a participar en Huella Chile, fue un desafío que tomamos con una alta responsabilidad. Esta certificación significa un avance importante en nuestra gestión ambiental y es fruto de las acciones que hemos desarrollado para conseguir que el impacto de nuestras operaciones se reduzca. Además, sella el compromiso de que seguiremos avanzando en esta materia que es una prioridad para nuestro terminal”, dijo la jefa de Medio Ambiente, Cynthia Cortés.  

Esta vez, ATI recibe el sello por reducir sus emisiones de CO2, con la implementación de acciones que tienen como objetivo disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), luego de haber superado la primera fase de cuantificación y medición del programa, proceso que comenzó en 2015 y que aborda los requisitos de la NCh ISO 14.064:2013/2.

Adicionalmente, el área de Medio Ambiente de ATI, desarrolla iniciativas enfocadas en la aplicación de buenas prácticas dentro del puerto, con el fin para mejorar el desempeño ambiental de la organización, como el buen uso de los sistemas de climatización y reducción y reciclaje de residuos, entre otras.