Juan Urrutia Reyes, director SSA:

  • Autoridad llamó también al personal de salud pública a subir los estándares de calidad y profesionalismo que van en beneficio directo del paciente.

“Estamos muy contentos de poder aumentar el equipamiento en términos de tecnología y equipamiento. Con este taladro de Osteoclisis nos permite en casos de traumas graves o ataques al corazón estar mejor preparados en los momentos más críticos para atender a nuestros pacientes”.

Juan Urrutia Reyes, director del Hospital Regional “Dr. Leonardo Guzmán” de Antofagasta, también destacó la incorporación en Urgencia del centro asistencial, de un calentador de sueros, junto con los cursos de capacitación para el personal que allí labora.

En la capacitación del personal médico y enfermería, el director aprovechó de llamar a “elevar los estándares. Estamos en el hospital de mayor referencia entre Arica y Copiapó. Debemos estar a la altura de aquello, no sólo en incorporar tecnología, sino también del nivel de exigencia que cada profesional debe poner. El llamado a toda la unidad hospitalaria es subir los estándares de calidad y profesionalismo que van en directo beneficio de nuestros pacientes”

OSTEOCLISIS

Para la urgencióloga, dra. Charline Kass Díaz, jefe técnica Urgencia HRA, la vía intraósea se ha convertido en una gran aliada en la administración de medicamentos por los profesionales de urgencias y emergencias, sobre todo en aquellas ocasiones en las que no es posible conseguir una vía venosa periférica y el tiempo de acceso a la administración de determinados fármacos es clave para solucionar una situación de urgencia vital.

Agregó que en la actualidad es una vía no sólo usada en pediatría y en casos de parada cardiorrespiratoria, sino que está considerada de elección en adultos y en todo tipo de situaciones de urgencia, en las que no sea posible canalizar una vía venosa periférica. 

Explicó que el acceso vascular intraóseo (IO) es un acceso venoso periférico de interés y utilización creciente en las últimas dos décadas. La necesidad de obtener con rapidez un acceso venoso en emergencias prehospitalarias y hospitalarias en las que una vía venosa periférica (VP) no es posible en un corto periodo de tiempo, convierte a la infusión intraósea (IIO) en una interesante alternativa, que ha motivado la aparición de nuevos estudios y el diseño de agujas y dispositivos específicos de IIO. La IIO se basa en la capacidad de drenaje del sistema venoso de la médula ósea. De esta forma, la cavidad medular se comporta como una “vena no colapsable” a través de cual, se puede administrar fármacos y fluidoterapia y obtener muestras de sangre.