Mientras realizaban distintas diligencias, personal de la Brigada de Investigacion Criminal de Calama recibieron información de la Oficina de Análisis Criminal de la Prefectura de El Loa para concurrir hasta la esquina de las calles Elqui con Sotomayor.

Conforme a la información entregada en el lugar se mantendría abandonado un auto que mantenía un encargo por robo. Por esto, los oficiales toman contacto con el dueño del vehículo, quien señala que lo habrían robado durante la madrugada. 

La víctima indicó que una mujer le habría sustraído las llaves originales del vehículo, entregándolas a un tercero que se dio a la fuga del lugar, escondiéndola en distintos pasajes para luego comenzar a desmantelarla.

Los oficiales, tras realizar el procedimiento de rigor, recibieron del Fiscal de Turno la orden de entrega de la especie mediante actas y fijación fotográfica del vehículo que fue avaluado en alrededor de 25 millones de pesos.