Cada barrio, pasaje o junta de vecino tienen sus propias necesidades en seguridad, y esas son las que los Carabineros de las Oficinas de Integración Comunitarias (OIC) de las comisarías conocen cada día en su permanente trabajo en terreno, donde conversan e interactúan con los vecinos.

Esta presencia y contacto estrecho con la comunidad permite a los funcionarios policiales levantar las principales problemáticas en seguridad de cada sector con el fin de planificar y ejecutar acciones preventivas focalizadas.

Ejemplo de este trabajo es el retiro de vehículos abandonados que los mismos vecinos han denunciado y que han sido identificados por las OIC de Carabineros como focos de riesgo, por lo que se ha coordinado el retiro de estos trabajando conjuntamente con la Dirección de Seguridad Ciudadana de la Municipalidad.

De este modo, el último operativo se concretó en las calles Taltal y Vallenar ubicadas en la Población Lautaro, sector del Cuadrante 9 a cargo de la OIC de la 2ª Comisaría de Antofagasta, desde donde se retiraron 4 vehículos abandonados en la vía pública y que de acuerdo al levantamiento situacional, realizado por Carabineros, sería utilizado por personas que llegaban en la noche para pernoctar e ingerir bebidas alcohólicas o consumir drogas, lo que generaba inseguridad en el sector.

Para esto, se identifican los vehículos que, de acuerdo a las denuncias de los mismos vecinos, son los que constituyen focos de mayor riesgo, planificándose este operativo en conjunto con Seguridad Ciudadana, los vecinos, la Oficina Comunitaria y los respectivos Cuadrantes.

Pero antes de sacarlos de la vía pública, Carabineros realiza gestiones para ubicar a sus propietarios, a quienes se les cursa una infracción por vehículo abandonado en la vía pública y al no tener respuesta de su retiro, son llevados hasta el aparcadero.