Se trata de una mujer de 83 años. Hay 537 casos confirmados en el país, y aún no se ha decretado la cuarentena total.

Una mujer de 83 años se convirtió este sábado en el primer muerto por COVID-19, donde hay 537 casos confirmados, la mayoría de ellos en la zona metropolitana, y rige desde esta semana el estado de catástrofe.

“Tenemos que lamentar el primer fallecido por COVID-19. Mujer de 83 años, postrada, en la que se optó por un manejo compasivo”, dijo en Twitter el ministro chileno de Salud, Jaime Mañalich.

Se desconoce de momento en qué hospital se encontraba hospitalizada la víctima, si tenía patologías previas y si hay más pacientes en estado crítico.

El primer caso de COVID-19 el pasado 3 de marzo, se encuentra desde este jueves bajo el estado de excepción por catástrofe, con las clases suspendidas desde el lunes y fronteras, centros comerciales, cines, restaurantes y comercios que no sean de primera necesidad cerrados.

Aunque hay muy poca actividad en las calles, el Gobierno aún no ha decretado la cuarentena total, como lo han hecho otros países vecinos como Argentina y Perú, pero cada vez son más voces la que lo piden, sobre todo en Santiago ya que tiene la mayor cantidad de contagiados.

Un grupo de senadores se reunieron este sábado con el presidente, Sebastián Piñera, para pedirle más medidas y declarar una cuarentena en las zonas mas afectadas, mientras que un centenar de alcaldes le mandaron una carta solicitándole lo mismo.

«Resulta imprescindible el cierre total de la región metropolitana el día de hoy. Le pido a todas las personas que quieren colaborar en esta crisis que se queden en sus casas», instó por su parte el viernes en rueda de prensa la presidenta del Colegio Médico, Izkia Siches.

El Gobierno, por su parte, rehúsa de momento a torcer el brazo, y considera “insensato e innecesario” decretar el confinamiento, aunque sí se ha decretado la cuarentena en la remota Isla de Pascua y en la Caleta Tortel, por donde paseó un turista infectado que viajaba en un crucero.