El impacto de la propagación del coronavirus es todavía acotado en la economía chilena pero las autoridades siguen atentas a su evolución, debido a la dependencia de las exportaciones hacia China, dijo este miércoles el ministro de Hacienda, Ignacio Briones.

Expertos estiman que si bien el impacto general del brote sobre el crecimiento regional y los mercados financieros será limitado, podría haber amplias divergencias que afectarían mayormente a Chile, Perú y Brasil.

«Es un flanco de monitoreo y preocupación, pero insisto, creo que los efectos de esta pandemia de coronavirus todavía siguen siendo acotados», afirmó en un encuentro con corresponsales extranjeros.

«Sabemos es que esto va a golpear el crecimiento chino (…) Lo que pase allá es importante para nuestro sector exportador tradicional y de cobre, minero», agregó, al recordar que la nación asiática es el principal socio comercial de Chile.

El funcionario señaló que los exportadores han registrado retrasos y problemas logísticos, pero no hay interrupción de los despachos hacia China.

Más de la mitad de los envíos de cobre, del que Chile es el mayor productor mundial, están dirigidos al continente asiático, principalmente a China.

El brote del virus surgió a fines de diciembre en el centro de China y ha provocado la muerte de casi 3.000 personas, mientras la segunda economía más grande del mundo se esfuerza por volver a la normalidad.