La Corte Suprema acogió recurso de casación y condenó al fisco pagar solidariamente una indemnización de $2.769.682 (dos millones setecientos sesenta y nueve mil seiscientos ochenta y dos pesos) por los daños causados a automóvil en accidente de tránsito provocado por radiopatrulla, en octubre de 2016.

En el fallo, de la Tercera Sala del máximo tribunal –integrada por los ministros Sergio Muñoz, Ángela Vivanco, Juan Manuel Muñoz Pardo y los abogados integrantes Pedro Pierry y Julio Pallavicini– estableció falta o abuso grave en la resolución que no valoró informe pericial, y ordenó al Estado responder por los perjuicios provocados por uno de sus agentes.

«Asimismo, resulta necesario dejar asentado que para acreditar el costo de reparación de tales desperfectos la demandante rindió la prueba consistente en el ‘Informe pericial técnico mecánico y de daños por accidente de tránsito’ tantas veces mencionado, documento al que, como se dijo, se ha de reconocer mérito de convicción en tanto resulta congruente con las demás probanzas aparejadas al proceso, en particular con la sentencia dictada en la causa del Juzgado de Policía Local de San Joaquín y con el informe evacuado por la Prefectura de investigación de accidentes en el tránsito de Carabineros», sostiene el fallo.

Resolución que agrega: «En ese contexto resulta forzoso concluir que el señalado informe privado de la actora también genera convicción en estos falladores, en lo vinculado con el valor de la mano de obra y repuestos necesarios para reparar tales averías, pues, además de lo dicho, el monto que propone su autor aparece como razonable, atendida la entidad y extensión de los daños mencionas más arriba».

«En consecuencia, se tendrá por demostrado que la suma de dinero necesaria para resarcir los perjuicios causados a la actora como consecuencia del accidente de tránsito que sirve de sustento a su demanda asciende a la suma de $2.769.682», añade la resolución.

«Así las cosas, y habiéndose comprobado la concurrencia de las circunstancias que la norma citada prevé para hacer responsable al dueño del vehículo causante de los daños, en este caso al Fisco de Chile, forzoso es concluir que este último, en su calidad de tal, debe responder solidariamente de los perjuicios provocados a doña Raquel Amelia Miranda Ossa por el citado furgón policial placa patente Z-6941, con ocasión de la colisión acaecida el día 21 de octubre de 2016 y que ha sido tantas veces referida precedentemente», concluye.