En los actos delictuales ocurridos durante la noche del viernes 10 de enero, en los que un grupo de desconocidos llegó hasta la intersección de Avenida Argentina con Avenida Iquique, FCAB constató la destrucción de su cierre perímetral y el puente San Francisco con fuego, la  detención alevosa de un tren en movimiento, y el descenso forzado de la tripulación, para luego incendiar la locomotora. 

Por otro, lado en las instalaciones ubicadas por calle Zenteno, otro grupo violento y sin identificar ingresó y procedió a  quemar tres vehículos.

Estos incidentes pusieron en riesgo a personal de nuestra compañía, lo que condenamos categóricamente. Hemos activado los protocolos de rigor para resguardar principalmente  la integridad de las personas, los activos y la infraestructura patrimonial, que además es un legado de todos los antofagastinos. 

Estamos recabando información pertinente para entablar en las próximas horas una querella por daños calificados a nuestras instalaciones y equipos, para lo cual haremos todas las coordinaciones de rigor.