Ante los enardecidos manifestantes que protestaban por la muerte del ciudadano afroamericano George Floyd a manos de un policía, un grupo de oficiales de Miami realizó un acto solidario.

La muerte del ciudadano afroamericano George Floyd, luego de una agresiva intervención por parte de un oficial de policía en la ciudad norteamericana de Minneapolis, generó una ola de protestas y disturbios en contra de la violencia policial hacia los afroamericanos, en varias ciudades de Estados Unidos.

Una de las manifestaciones se realizó el pasado sábado 30 de mayo en la ciudad de Coral Gables, en el sur de Florida, donde los agentes de la Asociación de Jefes de Policía de Miami-Dade decidieron solidarizarse con el clamor de los protestantes y se arrodillaron en señal de respeto y respaldo ante la muerte de George Floyd.