Fuente: Diario Financiaro.

El mercado comienza a internalizar mayores precios en el corto plazo en medio del aumento que han anotado los valores de los alimentos ante las restricciones de producción debido a las medidas sanitarias.

Así lo revelan los resultados de la Encuesta de Operadores Financieros (EOF) elaborada por el Banco Central y que incorpora la información posterior a la Reunión de Política Monetaria -RPM- de mediados de mes.

Los consultados por el instituto emisor revisaron al alza sus perspectivas para la variación del Índice de Precios al Consumidor (IPC) para este mes, pasando de esperar una caída de 0,1% en la encuesta de inicios de mayo, a un alza de 0,1%. Para junio, por su parte, mantuvieron su nula perspectiva para la variación de precios, mientras que para la ajustaron al alza, pasando de 0% a 0,1%.

Respecto al mediano plazo, los operadores aumentaron en una décima su proyección para el IPC acumulado en los próximos 12 meses, a 2%. Eso sí, rebajaron en dos décimas su pronóstico para los posteriores 24 meses, a 2,6%.

En cualquier caso, las perspectivas de inflación se ubican por debajo del punto medio del rango de tolerancia del Banco Central, situado en 3% y una banda de tolerancia entre 2% y 4%. Se postergan alzas de tasas. La EOF también dio cuenta de las expectativas del mercado sobre la Tasa de Política Monetaria (TPM) del Banco Central, anticipando una mantención en el actual nivel mínimo de 0,5% por al menos los próximos 12 meses.

Eso sí, a 24 meses plazo, ven que el interés rector se ubicaría en 1%. Aquello implica 25 puntos básicos menos que el resultado de la encuesta de inicios de este mes. Para el precio del dólar, en tanto, los consultados prevén una cotización de $ 808 en los próximos siete días y de $ 815 a 28 día. Ambas apuestas implican rebajas relevantes respecto a los $ 840 que se pronosticaban para ambos plazos en la EOF de inicios de este mes.