• El llamado para este año nuevo fue uno solo, celebrar con responsabilidad, pero al parecer algunos hicieron vista gorda.

Una vez más en la capital de la Provincia el Loa Carabineros ha tenido que intervenir ante el funcionamiento de fiestas y venta clandestina de alcoholes que en estos días de emergencia sanitaria por Covid-19 ponen en grave riesgo la salud de toda la comunidad ya que al no existir medidas preventivas estas reuniones pueden convertirse en un foco de contagio y propagación, así lo dio a conocer el comisario de la 1ª Comisaría de Calama, comandante Robinson Villarroel.

Comisario de la 1ª Comisaría de Calama, comandante Robinson Villarroel.

Y es por esto, agregó, que Carabineros ha puesto especial atención a estos hechos, enmarcándose esta labor en los servicios preventivos por la Pandemia, además del Año Nuevo y fin de semana largo.

En esta oportunidad nuevamente fue la confianza de la comunidad que denunció el hecho a través de los canales oficiales y a las 04:00 am aproximadamente concurre m Carabineros de la 1ª Comisaría de Calama a  Pje. Tejerina sector Parcela de Ojos de Opache sorprendiendo una discoteque funcionado de manera irregular, donde además se comercializaban bebidas alcohólicas de manera clandestina.

En el interior se mantenían  27 personas, 12 mujeres y 13 hombres adultos, además de 2 menores de Edad, sin ninguna medida sanitaria.

 Juez de policía Local, autorizó el ingreso al lugar y el decomiso de las especies, además la Jueza de familia instruyó efectuar la denuncia por vulneración de derechos de los 2 menores y fiscal de turno dispuso que los 25 mayores de edad pasen a Control de Detención incluyendo el propietario y regente del lugar identificado como G.S.N, chileno de 37 años.

En el procedimiento fueron incautadas, 1.560 botellas de cerveza, vodka, pisco whisky, avaluado en precio comercial en $7.000.000  millones de pesos aproximadamente, los que fueron remitidos al Juzgado de Policía Local de esa ciudad.