La Unidad de Cirugía Cardiaca del Hospital Regional ha sido acreditada en la instalación de válvulas sin sutura para pacientes cardiovasculares que lo requieran.

En el país solo existen dos centros acreditados en la instalación de estas válvulas especiales de origen europeo que permiten realizar cirugías con una menor duración, la Unidad Cardioquirúrgica del Hospital San Borja en Santiago y la Unidad Cardiovascular del Hospital Regional de Antofagasta. 

El Dr. Javier Labbé, Jefe de Cardiología del centro asistencial, explicó que aunque actualmente la mayoría de los esfuerzos de atención hospitalaria se han enfocado en los pacientes con covid-19, la institución no ha abandonado el cuidado de otras patologías, como por ejemplo las cardiacas.

De hecho, el cirujano cardiovascular explica que desde hace 3 años la unidad de cirugía cardiovascular del Hospital Regional ha implementado la instalación de válvulas sin sutura en procedimientos quirúrgicos cardiacos, requiriendo para ello de alta tecnología y capacitación del personal de salud, brindando a la población de toda la macrozona norte del país, atención de óptima calidad y con amplios estándares internacionales. 

De acuerdo con los parámetros científicos, estas válvulas han sido especialmente diseñadas para ser utilizadas en pacientes con alto riesgo, de edad avanzada o con otras comorbilidades. El Dr. Javier Labbé, quien ha realizado la mayoría de estas intervenciones en la región, ha compartido con otros profesionales del Hospital Regional los conocimientos y técnicas para la realización de estos procedimientos especiales. 

Recientemente, el jefe de la Unidad de Cardiología del Hospital Regional de Antofagasta compartió en una conferencia internacional online (webinar), en la que participaron más de 150 especialistas del mundo entero, y expuso los avances registrados en Antofagasta en la atención de este tipo de cirugías, para ello se expusieron dos casos específicos de pacientes que recibieron estas válvulas especiales con incisiones menores y un considerable tiempo acotado de duración del acto quirúrgico, lo que implica mejores pronósticos de recuperación para dichos pacientes. 

Finalmente, el cirujano cardiovascular informó que estas prótesis representan una oportunidad de última tecnología y alta resolución para aquellas personas con afecciones cardiacas en la zona norte del país cuya resolución de casos está al nivel de los principales centros cardiovasculares del mundo.