• En esta jornada se dio cuenta en la Sala de la Cámara del libelo acusatorio y se eligió a las y los diputados que integrarán la comisión que lo analizará.

Tal como se había anunciado, esta mañana un grupo de diputadas y diputados presentó oficialmente una acusación constitucional en contra del Presidente Sebastián Piñera. En el libelo se señala que habría comprometido gravemente el honor de la Nación e infringido, abiertamente, la Constitución y las leyes.

El libelo cuenta con dos capítulos acusatorios. El primero de ellos establece los argumentos por los cuales el Presidente habría infringido, abiertamente, la Constitución y las leyes. Detalla, en particular, normas vinculadas a la probidad y a la protección del medio ambiente.

El capítulo segundo entrega los argumentos de por qué el mandatario habría comprometido gravemente el honor de la nación al incumplir obligaciones jurídicas internacionales. Agrega, también, el grave daño reputacional a la institución de la Presidencia de la República.

“Podemos asegurar que están los votos de nuestras bancadas”, aseguró el diputado Tomás Hirsch, promotor del libelo. Además, hizo un llamado a las y los diputados oficialistas a analizar en conciencia la acusación y apoyarla.

Por su parte, la diputada acusadora Catalina Pérez señaló que esperan que en este escenario “se frene la tramitación de la minera Dominga”.

Tramitación acusación

El documento se dio cuenta en la Sala de la Cámara donde se procedió a realizar el sorteo de la comisión que analizará el libelo. Fueron excluidos las y los diputados acusadores junto a los integrantes de la Mesa.

La comisión estará compuesta por las y los diputados Florcita Alarcón (IND), Maya Fernández (PS), Pepe Auth (IND), Paulina Núñez (RN) y Virginia Troncoso (IND).

Lo que sigue ahora es la notificación al Presidente Piñera de la acusación en su contra. La ley establece que debe ser personalmente o por célula en los próximos tres días.

Desde este momento, el Mandatario no podrá ausentarse del país sin permiso de la Cámara. La norma también señala que, después de la notificación, en un plazo de 10 días, podrá presentar su defensa ante la comisión, presencialmente o por escrito.

Una vez concurrida la defensa del acusado, la comisión tiene un plazo de 6 días para pronunciarse sobre el libelo, tras lo cual la Sala de la Cámara deberá sesionar para ocuparse de la acusación.

La acusación constitucional es un procedimiento contemplado en la ley chilena que faculta a los diputados a iniciar un juicio político contra una autoridad y puede desembocar en la destitución o la inhabilitación para ejercer cargos públicos del acusado.

Para que el mecanismo prospere, se requiere la mayoría absoluta en la Cámara de Diputados -el órgano encargado de establecer si la acusación es o no viable-, y el posterior respaldo de dos tercios en el Senado, institución que actúa como jurado y declara si el acusado es culpable o inocente de aquello que se le imputa.

El objetivo es que el libelo acusatorio, que previsiblemente contará con los votos en la cámara baja, llegue al Senado antes de las elecciones presidenciales del próximo 21 de noviembre.