• El legendario futbolista argentino Diego Maradona, que ayudó a traer a su país una Copa del Mundo en 1986 con el infame gol de «mano de Dios», murió el miércoles. Tenía 60 años.

Maradona se había sometido recientemente a una cirugía cerebral a principios de este mes por un hematoma subdural. Su médico señaló en ese momento, que Maradona no sufrió ninguna complicación y parecía estar bien después de la cirugía.

Como verdadero testimonio de su condición de «Golden Boy» de Argentina, la oficina del presidente de Argentina decretará tres días de luto nacional debido a su fallecimiento.

La carrera de maradona desde hace décadas se caracterizó por su impresionante trabajo de pies y un inmejorable pie izquierdo, siendo uno de los mejores 10 del mundo.

Los dos goles de Maradona en los cuartos de final de la Copa Mundial de la FIFA 1986 ayudaron a llevar a Argentina a su segunda copa, pero su controvertido gol de «Mano de Dios», en el que golpeó el balón en la red de Inglaterra, es lo que cautivó el corazón de sus compatriotas.

A pesar de ser un icono nacional, Maradona luchó contra una adicción a la cocaína en la última parte de su carrera, lo que obligó a retirarse en 1997 a los 37 años.

Maradona reconoció su adicción a la cocaína desde hace mucho tiempo. Posteriormente tras una prueba de dopaje por estimulantes fue expulsado de la Copa del Mundo de 1994 en los Estados Unidos.

Su salud sufrió durante años después. En 2000 y de nuevo en 2004 fue hospitalizado cerca de la muerte por problemas cardíacos relacionados con el consumo de drogas. Tres años después nuevamente fue hospitalizado por hepatitis aguda a la que su médico manifestó que posiblemente era por beber y comer en exceso.

«Ha sido uno de los grandes artistas de mi tiempo», dijo Víctor Hugo Morales, el locutor de fútbol más popular de Argentina. «Como grandes maestros de la música y la pintura, ha desafiado nuestro intelecto y enriquecido el espíritu humano. Nadie me ha emocionado más y me ha dejado en un asombro como Diego.

Sin embargo, será recordado por su asombroso talento en el campo de juego del Futbol.