A partir de este viernes el examen que permite detectar la presencia del coronavirus será cubierto por parte el Fondo Nacional de Salud (Fonasa), una vez que se publique el decreto en el Diario Oficial.

Así lo adelantó el ministro de Salud, Jaime Mañalich, al ser consultado por el tema. La medida se tomó para regular el precio que estaban cobrando los centros de salud privados, dado que al no estar arancelado este examen, las tarifas podían llegar hasta 120 mil pesos.

“El costo del test es abusivamente caro (…) para el Estado, es aproximadamente $ 12.000. El precio que han puesto algunos recintos llega a ser 10 veces mayor. Estamos haciendo lo que nos corresponde en derecho y mañana se publicará el decreto que le da un código Fonasa a este examen”, señaló el ministro Mañalich.

De acuerdo al nuevo arancel de Fonasa, el costo máximo que hará la persona no será superior a los $14.040 como copago, si se realiza el test en una clínica bajo el sistema de Modalidad de Libre Elección, en convenio con Fonasa.

Si la persona es Fonasa y se hace el examen en un hospital público y pertenece a los grupos A, B o es mayor de 60 años, es gratis. Si es del grupo C el copago es de $ 2.800 y si es del grupo D, deberá cancelar $ 5.600.

Sin embargo, los exámenes hechos con objetivo de manejo de salud pública, son gratuitos para todos, como por ejemplo, los que se tomen en el aeropuerto.

Declaración Jurada

La autoridad indicó además que dentro de las medidas inminentes en el marco de preparación ante la posible llegada de casos de COVID-19 será la exigencia de una declaración jurada por parte de las personas al momento de ingresar a territorio nacional.

“Vamos a empezar desde el próximo lunes a pedirle a todos los ciudadanos que lleguen, una declaración jurada como medida anticipada respecto a la necesidad de protección que tenemos en este momento”, agregando que esta medida permitirá a la Autoridad Sanitaria realizar una diferenciación en el aeropuerto antes del paso por Policía Internacional, identificando de mejor forma la presencia de posibles casos sospechosos de COVID-19.

Preparación de la red

La información fue entregada durante el recorrido que el ministro de Salud realizó junto al subsecretario de Redes Asistenciales, Arturo Zúñiga, al Nuevo Hospital Félix Bulnes, en la comuna de Cerro Navia, tras los daños que sufrió para el 27F.

El establecimiento será parte de los nuevos 5 hospitales que serán habilitados antes de su fecha inicial de entrega, para reforzar la red asistencial ante la probable llegada de casos de Coronavirus COVID-19 a Chile.

En este contexto, el ministro reiteró que ante la inminente llegada del COVID-19, se espera que Chile tenga la capacidad de mantener la propagación en fase 2, es decir, con pocos casos y “monitoreables”.

“Hasta 10.000 casos tenemos la capacidad desplegada para manejarlos como casos importados”, precisó la autoridad.

El subsecretario Zúñiga, por su parte, comentó que el nuevo recinto hospitalario es “el que tiene más camas de aislamiento y en presencia un virus donde no hay conocimiento certero de sus características, permitirá utilizarla para mantener a pacientes aislados y evitar así que otras personas se contagien”.