Tokio y Shanghai cerraron con caídas superiores al 3%, mientras que en Europa las pérdidas son fuertes desde el inicio. Los mercados de Frankfurt y Londres son los más afectados, mientras que las plazas de Madrid, París y Milán siguen la misma tendencia. El NYSE opera con bajas del 2%.

La bolsa de Nueva York abrió este viernes con una caída del dos por ciento, en lo que podría ser su séptima jornada con números en rojo en los índices más importantes de sus títulos. Las pérdidas son cada vez más pronunciadas en todos los mercados a medida que el avance del coronavirus en Occidente complica las perspectivas de negocios para los próximos meses.

El petróleo tampoco tiene en vista un día de rebote, sino de aún más pérdida de valor, con otro 4 por ciento y una cotización de 45 dólares por barril en Texas.

Las bolsas europeas abrieron con retrocesos superiores al 4% el viernes debido al impacto del nuevo coronavirus que se extiende fuera de las fronteras chinas. Hacia las 16:30 GMT, el índice DAX 30 de la bolsa de Frankfurt perdía más del 4,5 por ciento. El FTSE de Londres cae un 3,39% mientras que el CAC-40 de París cede 3,90%. Parecidos retrocesos registraban las plazas bursátiles de Madrid y Milán y Londres.

Por su parte, el IPC de México cae un 3,47% y el IBOVESPA de San Pablo un 1,77%.

“Estamos en pleno pánico como modo de funcionamiento”, afirma Ipek Ozkardeskaya, analista de Swissquote Bank. “La epidemia del coronavirus está golpeando a los mercados, y tendrá un impacto negativo mayor de lo esperado en las empresas y el crecimiento global”, agregó.

Los valores de los sectores aéreos y del turismo figuraban entre los que mayores pérdidas registraban.

Japón tampoco detiene su caída

El índice Nikkei de la Bolsa de Tokio cerró hoy con una caída del 3,67 %, con el parqué tokiota contagiado por el fuerte descenso de Wall Street en su sesión más reciente y en medio de temores por el impacto económico del nuevo coronavirus.

Esa caída está aún lejos del descenso récord anotado en la sesión del 20 de octubre de 1987 (14,90 %). Con el retroceso de hoy, el Nikkei acumula ya cinco jornadas consecutivas acabando con resultado negativo.

Al cierre de la sesión de este viernes, el Nikkei perdió 805,27 puntos, hasta 21.142,96 enteros, el nivel más bajo desde el 5 de septiembre de 2019.

Un ligero rebote al final evitó que terminara con un retroceso de más de mil puntos que se estaba registrando hasta los últimos cinco minutos.

Ya desde un comienzo el parqué tokiota estaba apostando por las ventas después de que en la sesión del jueves de Wall Street registrara una caída del 4,42 % en el Dow Jones de Industriales y del 4,61 % en el Nasdaq.

la tendencia se mantuvo a lo largo de la jornada, mientras surgían nuevas noticias sobre cancelaciones de actos por el brote del coronavirus y llamados de las autoridades niponas para mantener cerradas las escuelas y fomentar el teletrabajo.

Entre las principales firmas del parqué tokiota y por orden en el volumen de negociación, el grupo tecnológico Softbank bajó un 4,31 %; Nintendo retrocedió un 5,02 % y la corporación Sony perdió un 3,86 %.

Toyota, la firma con la mayor capitalización del mercado, cayó un 3,48 %, mientras que Fast Retailing, dueña de la cadena de ropa Uniqlo, cedió un 2,83 %.

En el grupo del Nikkei hoy no se libró nadie, y todos los títulos terminaron en rojo.

Por su parte, la bolsa de Shanghai marcó un rojo de 3,71 por ciento en el cierre de la sesión, con una pérdida que ya amenaza con borrar el optimismo que había demostrado desde la brutal caída de comienzos de febrero.

El índice compuesto de este mercado llegó a tocar los 2741 puntos el día 3, pero luego acumuló una sucesión de jornadas positivas que le permitieron superar los 3 mil puntos. Este viernes, sin embargo, regresó abruptamente a los 2880.30, una pérdida de más de 100 enteros con respecto al cierre del día previo.