Fuente: Pfizer.

El gobierno chileno recibirá 10.1 millones de dosis, tras la autorización del Instituto de Salud Pública de Chile. No se revelaron los detalles financieros del acuerdo. A petición del gobierno chileno, las entregas se realizarán progresivamente hasta el 2021, sujetas al éxito clínico y la aprobación regulatoria local. 

«Nos sentimos profundamente honrados de trabajar con el gobierno de Chile y de orientar nuestros recursos científicos y de producción hacia nuestro objetivo común, proporcionando a los chilenos una potencial vacuna contra el COVID-19 lo más rápido posible», indicó Marta Diez, Gerente General de Pfizer Chile.  «Ante esta crisis sanitaria mundial, el propósito de Pfizer – innovaciones que cambian la vida de los pacientes – ha adquirido una urgencia aún mayor. Nuestra esperanza es que, sujeto al éxito clínico y regulatorio, nuestra vacuna ayude a que esto suceda». 

«Quisiera agradecer al gobierno chileno por su apoyo y por confiar en nuestra capacidad para desarrollar una vacuna que, creemos, tiene el potencial para ayudar a enfrentar la amenaza global de esta pandemia. Nuestro objetivo sigue siendo mantener una provisión mundial de una vacuna contra el COVID-19 segura y eficaz para muchas personas en todo el mundo, lo más rápido posible», dijo Sean Marett, Director de Negocios y Director Comercial de BioNTech. 

Además de los compromisos con los gobiernos, Pfizer y BioNTech han manifestado su interés en un posible suministro a COVAX Facility, un mecanismo establecido por la Alianza Mundial para la Vacunación (GAVI, por sus siglas en inglés), la Coalición para las Innovaciones en la Preparación ante Epidemias (CEPI) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) que tiene por objeto proporcionar a los gobiernos, incluidos los de mercados emergentes, un acceso temprano a una amplia cartera de vacunas candidatas  COVID-19, utilizando una serie de plataformas tecnológicas, producidas por múltiples fabricantes de todo el mundo.  

Sobre el estudio fase 2/3 :

En la última etapa del ensayo, las compañías estudiarán una dosis de 30 µg en un régimen de dos dosis entre 44.000 participantes de 16 a 85 años. Se espera incluir aproximadamente 120 sitios en 3 países, incluyendo regiones donde se prevé una importante transmisión del SARS-CoV-2.  

Asumiendo el éxito clínico, Pfizer y BioNTech están en camino de conseguir la revisión regulatoria de BNT162b2 tan pronto como en octubre de 2020 y, si se obtiene la autorización o aprobación regulatoria, planean suministrar hasta 100 millones de dosis en todo el mundo para fines de 2020 y aproximadamente 1300 millones de dosis para fines de 2021. 

La vacuna candidata BNT162 no está actualmente aprobada para su distribución en ningún lugar del mundo. Ambos colaboradores están comprometidos con el desarrollo de estas nuevas vacunas con datos preclínicos y clínicos al frente de toda su toma de decisiones.