• En la oposición se mostraron abiertos a establecer coordinaciones para este tipo de procedimientos, sin interferir en la discusión de fondo; en tanto, en Chile Vamos dijeron que, de ingresar la iniciativa, no estarían los votos para aprobarlo.

Tras la aprobación en el Pleno de la Convención Constitucional, ahora es el Congreso Nacional el que tendrá que darle viabilidad al mecanismo de plebiscitos dirimentes para aquellas reformas constitucionales que- en su segunda votación- no hayan alcanzado la aprobación de los 2/3, pero sí los 3/5 de los constituyentes en ejercicio.

En el marco de la votación del Reglamento de Participación Popular, la iniciativa fue visada por 107 votos a favor, 42 en contra y cuatro abstenciones, cuyo artículo 47 establece que el organismo podrá llamar a la ciudadanía “a decidir mediante sufragio universal popular la inclusión o exclusión en el nuevo texto constitucional de las normas constitucionales objeto de la convocatoria, de acuerdo a las reglas establecidas en el presente reglamento”.

Asimismo, se aprobó la indicación propuesta por el Colectivo Socialista junto al Frente Amplio, Independientes No Neutrales y Chile Digno que estableció que la participación de este plebiscito intermedio será de carácter obligatorio para mayores de 18 años y voluntario para las personas entre los 16 y 18 años de edad.

Por otra parte, no se podrán someter a plebiscito aquellas normas constitucionales que incumplan con los tratados internacionales y la Convención podrá convocar una sola vez esta instancia, el cual deberá celebrarse en una fecha previa al trigésimo día anterior al cese del funcionamiento del órgano constituyente.

Bajo ese contexto, el diputado del Partido Socialista y presidente de la comisión de Constitución, Marcos Ilabaca, expresó que “es nuestro deber como parlamentarios el poder colaborar con cada una de las acciones que mejoren el procedimiento de la Convención Constituyente y, claramente, el establecimiento de un plebiscito dirimente respecto de aquellas cuestiones en las cuales no exista acuerdo, nosotros vamos a estar disponibles”

El parlamentario lamentó eso sí que “exista poco diálogo entre la Convención y el Paramento, pensando que es la institución que, en definitiva, debiera ayudar a solucionar cada uno de estos problemas” y dijo esperar que “esta coordinación se dé, no para involucrarnos dentro del proceso de discusión de fondo de la Constitución, cuestión que le corresponde solamente a ellos, pero sí tenemos mucho que decir respecto a los procedimientos toda vez que requieren de reforma constitucional para eso”.

Por su parte, el senador PPD, Guido Girardi, se mostró a favor de legislar la iniciativa y señaló que “mi decisión es apoyar aquellas resoluciones que vaya tomando la Convención. Por lo tanto, de partida si ellos resuelven eso y hay que hacer una reforma constitucional yo la votaría a favor”.

“Yo creo que en Chile hay que construir diálogos con la ciudadanía a todo nivel, pero a mí me parece que, para nosotros quienes apoyamos el Apruebo, las resoluciones de la Convención debieran ser vinculantes y, por tanto, debiéramos apoyarlas”, dijo el también subjefe de bancada.

En Chile Vamos, el diputado y jefe de bancada de Evópoli, Luciano Cruz-Coke, insistió en que la decisión es una transgresión del acuerdo parlamentario del pasado 15 de noviembre y apuntó que “no existe dentro de lo aprobado, y era precisamente por 2/3 dentro de los artículos transitorios de la Constitución que se dieron para habilitar la Convención Constitucional, la idea de plebiscitos dirimentes, porque si no los 2/3 pierden todo sentido”.

Además, el legislador adelantó un pronóstico sobre el eventual futuro del mecanismo en el Congreso y consideró que “respecto a la iniciativa legal propiamente tal o la de reforma constitucional que se requeriría eventualmente para habilitar los plebiscitos dirimentes no creo que estén los votos, dado que se necesitan al menos 3/5, sino 2/3 para habilitarlo”.

En cuanto a la posibilidad de que convencionales de Vamos Por Chile ingresen un requerimiento a la Corte Suprema para invalidar la decisión del Pleno, el diputado Luciano Cruz-Coke aseveró que no es necesario que el máximo tribunal “deba esperar al Congreso para pronunciarse respecto de los plebiscitos dirimentes si es que la corte determina que eso vulnera o va en contra de los señalado por la Constitución”. Por lo tanto, la discusión que pudiera darse en el Parlamento no coartaría la resolución de parte de la institución.

Recordemos también que en la votación de este miércoles se rechazó por 105 votos a favor la indicación presentada por convencionales de Vamos por Chile que buscaba suprimir la totalidad del párrafo sobre los plebiscitos dirimentes como mecanismo de participación.