Un proyecto de ley busca conceder arresto domiciliario a los presos de edad avanzada para reducir el riesgo de contagio en las cárceles del país.

Sebastián Piñera, defendió que el proyecto de ley que busca que presos de avanzada edad accedan al arresto domiciliario para descongestionar las prisiones ante la pandemia del coronavirus incluya también a condenados por crímenes de lesa humanidad.

El proyecto, que se discute en el Congreso y al que el Gobierno puso máxima urgencia, establece una conmutación al reo de cumplir su condena en un recinto carcelario a un arresto domiciliario.

El beneficio sería extensible a todo reo, condenado por cualquier delito, mayor a 75 años, enfermo terminal, y que haya cumplido más de la mitad de su condena en la cárcel.

Lo que yo creo es que una persona que está condenada por crímenes de derechos humanos o crímenes de cualquier naturaleza, que se está muriendo, que le quedan semanas de vida, yo creo que debiésemos darle el beneficio”, argumentó Piñera en una entrevista para los medios de comunicación.

“La idea es conmutar la pena de privación de libertad por una pena de arresto domiciliario total y eso va a favorecer a muchas personas no solamente de Punta Peuco (recinto penitenciario que alberga a ex militares y agentes del estado chileno pertenecientes al régimen militar de Augusto Pinochet y condenados por crímenes de lesa humanidad) sino de todas las cárceles de Chile, que yo creo que debieran poder morir con dignidad”, agregó el mandatario.

La medida, que otros países han adoptado en diversas escalas, podría ayudar a aliviar el sistema penitenciario local, el cual cuenta con altos niveles de hacinamiento.

Se calcula que esta iniciativa, que busca evitar que la población penal sufra brotes de coronavirus, beneficiaría a unos 1.300 presos.

La discusión del proyecto se da en medio de la crisis sanitaria por COVID-19, que tiene a Chile como el segundo país con más contagios de Latinoamérica, con más de 4.000 casos y al menos 37 fallecimientos.

Respecto a la pandemia, el presidente Piñera dijo que piensa que, en Chile, el máximo de enfermos se va a registrar hacia fines de abril, pero que el máximo de personas hospitalizadas va a ocurrir hacia fines de mayo.