• En una nueva jornada dedicada al análisis y votación en particular de la iniciativa, la Sala despejó diversas normas del articulado. Este jueves, se retoma la discusión de otras 23 solicitudes de votación separada, a partir de las 9 horas.

Un importante avance realizó la Sala del Senado, en una nueva jornada de debate en el trámite en particular del proyecto, en segundo trámite, sobre Migración y Extranjería.

Este miércoles 9 de septiembre se retomó el análisis y la votación del articulado, despejando diversas normas. Mientras que, para este jueves 10 de septiembre, la Sala está convocada a partir de las 9 horas. En total, son 23 las solicitudes de votación separada que quedan pendientes. 

En esta oportunidad, se aprobó una propuesta visada por la Comisión de Gobierno, Descentralización y Regionalización respecto a la definición de Discriminación Arbitraria y detalles de su redacción.

Luego, se analizó la forma en que podrían recurrir del exterior ante la declaración de prohibir el ingreso de los extranjeros, tema que fue incorporado por la Comisión de Hacienda.

También se analizó la subcategoría migratoria sobre trabajador de temporada que ingresan a Chile por periodos limitados, únicos o interanuales. Se planteó que estas personas puedan cambiar de categoría migratoria variando de residencia bajo ciertas circunstancias, como un derecho a petición. Esta propuesta de la Comisión de Gobierno se respaldó por 34 votos a favor y tres abstenciones.

Asimismo se revisaron las causales de expulsión del titular de un permiso de residencia transitoria. Se consideró como una causal efectuar una declaración falsa para sí o para un tercero con el fin de obtener un beneficio migratorio, esto luego que 26 senadores votaran a favor de aquello, 4 en contra y 6 abstenciones.

En cuanto a las medidas y motivos de expulsión de extranjeros, se revisaron los plazos de prohibición de reingreso a Chile, los que serán acotados a una ley vigente. La idea fue respaldada por 42 votos a favor.

“AVENCIDAMIENTO Y TRATO GARANTIZADO”

A continuación, se sometió a votación la propuesta de la Comisión de Gobierno, que contemplaba que el “avecindamiento se contabiliza desde que se obtiene la residencia definitiva”, lo que fue rechazado por 9 votos a favor, 29 en contra y 2 abstenciones, mientras que la norma en general fue despachada por 32 votos a favor.

El debate estuvo centrado en el otorgamiento del derecho a voto, si es cuando tiene la residencia temporal o la definitiva; además se señaló que lo que rige en la actualidad, “está en sintonía con los estándares internacionales”.

Continuando con las votaciones, se respaldaron en bloque y por unanimidad, una serie de enmiendas propuestas por la Comisión de Gobierno y que no fueron modificadas por la Comisión de Derechos Humanos, ni por la de Hacienda.

Luego, se dio paso a la votación separada que repuso los artículos suprimidos por la Comisión de Hacienda, en orden a la libre circulación del migrante para entrar y salir del país, como el derecho del Gobierno de fijar normas para ingresar a nuestro país. Adicionalmente, para este punto se aclaró que estos aspectos ya están considerados en otro inciso.

Otras de las votaciones separadas, fue la referida a la propuesta de la Comisión de Hacienda sobre el “trato espacial garantizado” a las mujeres embarazadas, víctimas de trata de personas, de trata migrantes y víctimas de violencia de género o intrafamiliar, lo que -a juicio de algunos parlamentarios- ya estaría incluido en el texto con una mirada de género, además advirtieron el riesgo de instrumentalización de la mujer.

Sin embargo, senadores de oposición, insistieron en que se deben asegurar los mecanismos para el género e incluir este punto, por su especial vulnerabilidad. Con todo y después de un arduo debate, se aprobó la propuesta de la Comisión de Hacienda por 21 votos a favor, 17 en contra y 3 abstenciones.Finalmente, la Sala aprobó con 29 votos a favor y 8 en contra una disposición que señala que respecto de «las prestaciones y beneficios de seguridad social no contributivos que sean financiados en su totalidad con recursos fiscales, sólo tendrán derecho a ellas los residentes que hayan permanecido en Chile por un período mínimo de 24 meses».Durante la discusión de esta normativa intervinieron los senadores Jorge Pizarro, Juan Pablo Letelier, Juan Ignacio Latorre y Yasna Provoste .Quienes se mostraron a favor de dicha disposición manifestaron que es importante que se fije un plazo mínimo de permanencia en el país para poder acceder a ciertas prestaciones sociales, mientras los que se pronunciaron en contra señalaron que poner un plazo de 24 meses a las personas que están en situación regular y pagando impuestos, va en contra del principio de igualdad y no discriminación.