• Durante esta jornada también quedaron cerradas una empresa de transporte y una tienda de cadena nacional.

Con prohibición de funcionamiento quedó un céntrico minicasino que fue descubierto operando de manera clandestina esta tarde en Antofagasta. En otros dos operativos desarrollados durante el día, la Seremi de Salud también decretó la misma medida a una empresa de transporte y un local de la cadena.

Gracias a una denuncia ciudadana, fiscalizadores de la Autoridad Sanitaria llegaron esta tarde hasta un minicasino –ubicado en calle Baquedano, entre Matta y Condell- constatando que éste seguía recibiendo clientes a través de una puerta lateral.

De acuerdo con el relato del jefe del Departamento de Acción Sanitaria de la Seremi, Manuel Herrera, en el interior se encontraron nueve personas jugando en las máquinas, quienes quedaron detenidas por Carabineros al igual que la dueña del local.

“Ya cuando Antofagasta entró en Paso 2 decretamos prohibición de funcionamiento a varios de estos locales que se mantenían operando en el centro de la ciudad, ahora en cuarentena con mayor razón no pueden funcionar, ya que solo está permitida la apertura del comercio esencial”, dijo Herrera.

Aislamiento :

Durante esta misma jornada y gracias a una denuncia de los propios trabajadores, fiscalizadores de la Seremi de Salud llegaron hasta las dependencias de una empresa de Ingeniería, ubicada en el sector norte de Antofagasta.

Allí se constató que 12 trabajadores de la empresa estaban cumpliendo aislamiento al interior de los mismos camiones.

“En las mismas instalaciones se verificaron una serie de incumplimientos a los protocolos Covid-19, los que representan un riesgo inminente a la salud de los trabajadores, por lo que se instruyó un bloqueo epidemiológico del recinto por 14 días y el traslado de los funcionarios positivos hasta una residencia sanitaria”, aseguró Herrera.

Finalmente, también se prohibió el funcionamiento de la tienda de cadena nacional, ubicada en calle Matta con Baquedano, debido a que se verificó que trabajadores identificados como contactos estrechos fueron convocados a trabajar tras cumplir un aislamiento de solo tres días.

En los tres casos, la Autoridad Sanitaria inició los respectivos sumarios proceso durante el cual las empresas podrán hacer sus descargos.