El Movimiento Democrático Popular anunció su retirada del Frente Amplio por el pacto alcanzado en el Congreso para elaborar una nueva Carta Magna.

El Movimiento Democrático Popular ha anunciado su retirada del Frente Amplio, una alianza de partidos de izquierda de Chile, por la decisión del bloque de pactar un proceso constituyente con la derecha y el centro-izquierda sin atender las demandas de las organizaciones sociales movilizadas.

El MDP se suma así al Partido Ecologista Verde, que ya se retiró del Frente Amplio el pasado 21 de noviembre a raíz del pacto constitucional. Restan en la coalición los partidos Revolución Democrática (RD), Comunes y el Partido Liberal (PL).

El grupo rechaza «este Acuerdo a espaldas de los movimientos y organizaciones sociales, ya representados en la Unidad Social, firmado entre cuadro paredes del Congreso, cuando la gran mayoría de este país tiene una gran desconfianza en el parlamento y en su forma de hacer política».

Así, denuncian «el incestuoso maridaje entre política y dinero y por dictar leyes que institucionalizan la dominación» que supone «un salvavidas para Sebastián Piñera y su gobierno paralizado, especialmente por su incapacidad de responder a las exigencias de la población y tomar alguna iniciativa política coherente».

Para el Movimiento Democrático Popular “la regla de los dos tercios para las mayorías cualificadas y la elección de representantes en base a los padrones y criterios del sistema de partidos actuales no asegura la realización de una Asamblea Constituyente soberana con representación de movimientos sociales, cuotas de género, pueblos indígenas”.

Con este pacto apoyado por el Frente Amplio, «se ha defraudado la confianza depositada por miles de chilenos que nos hizo obtener un 20% en las últimas elecciones».