• El proyecto de ley del Ejecutivo tiene urgencia de “discusión inmediata”, lo que significa un plazo de seis días de discusión. A él se suma la reforma constitucional originada en esta Cámara, que fue rechazada en el Senado y que ahora está en comisión mixta. Ambas iniciativas se verían el jueves en la Sala.

Dos proyectos de ley destinados a abordar un procedimiento de retiro del 10% de los fondos previsionales, uno iniciado en mociones y otro impulsado por el Ejecutivo, se encuentran hoy sobre la mesa de discusión en el Congreso Nacional y deberían ser vistos por la Cámara de Diputadas y Diputados en la presente semana legislativa.

La más antigua de las propuestas es la reforma constitucional que permite un nuevo retiro del 10% y que fue originada en tres mociones en la Cámara. El texto fue aprobado ya por la Corporación, pero fue rechazado por el Senado, la semana pasada, por lo que ahora debe ser analizado en una comisión mixtaprevio a su tratamiento en Sala, el próximo jueves 3.

Propuesta en segundo trámite

La iniciativa del Ejecutivo fue aprobada la semana pasada en el Senado. En lo particular, busca establecer un retiro único y extraordinario de fondos previsionales que, ahora, corresponde ser revisado por la Cámara de Diputadas y Diputados, primero en comisiones y, luego, por la Sala. En este proceso, legisladoras y legisladores pueden plantear indicaciones para perfeccionar la propuesta.

Contenido del proyecto

Tal como salió del Senado, el proyecto de ley establece un retiro único, excepcional y voluntario de hasta el 10% de los fondos previsionales, en el contexto de la pandemia del Covid-19. El monto a retirar será de entre 35 UF y 150 UF, si los ahorros lo permiten. Si el afiliado posee en su cuenta menos de 35 UF, podrá retirar la totalidad de los fondos.

Se excluye de este retiro al Presidente de la República, ministros de Estado, gobernadores regionales, senadores y diputados y sus asesores a honorarios.

Realizada la solicitud a la AFP, el 50% de los fondos se entregará en un máximo de 15 días hábiles y, el otro 50%, en los 15 días hábiles siguientes.

El texto sancionado por el Senado no incluye reintegro de los fondos y las personas con rentas más altas que soliciten el retiro deberán cancelar impuestos.