• Hoy se conmemora Día Mundial de la lucha contra esa enfermedad que representa el segundo cáncer más frecuente que afecta a las mujeres antofagastinas.

Un llamado a retomar los exámenes preventivos para detectar el cáncer de mamas hizo la seremi de Salud de Antofagasta, Rossana Díaz Corro. La autoridad recordó que esa enfermedad es el segundo cáncer más frecuente que afecta a las mujeres de la zona y cuya detección precoz es necesario reactivar ante la contingencia de la pandemia.

Efectivamente, el cáncer más frecuente en mujeres en la región de Antofagasta es el cáncer de piel no melanoma, seguido por el cáncer de mama (tasa bruta de 34,8 por 100.000 mujeres y año) y, en tercer lugar el cáncer de tráquea, bronquio y pulmón.

“La contingencia de la pandemia no elimina otras enfermedades, las cuales han quedado un poco olvidadas debido a la pandemia de Coronavirus. Por eso es necesario que la población no olvide realizarse otros exámenes preventivos –como en este caso- el del cáncer de mamas,”, dijo la autoridad.

Las estimaciones del ministerio indican que las principales causas que podrían explicar una disminución de estos exámenes en el país están relacionadas a los efectos de la pandemia por COVID-19: recurso humano limitado por cuarentenas preventivas y establecimiento de sistemas de turnos, comunas en cuarentenas, temor al contagio entre las usuarias y despriorización de búsqueda activa para exámenes de tamizaje.

En Chile, las estimaciones del Globocan para nuestro país al año 2018 fueron 5.393 nuevos casos de esta enfermedad y 1.688 decesos asociados a este diagnóstico. La tasa de mortalidad ajustada a 2018 fue de 11,3 por cada 100.000 mujeres, ese fallecieron 1.552 mujeres por esta enfermedad.

Alerta :

Algunas señales de alerta de esta enfermedad son las siguientes: nódulo o bulto nuevo en la mama o la axila, aumento del grosor o hinchazón de una parte de la mama, irritación o hundimientos en la piel de la mama, enrojecimiento o descamación en la zona del pezón o la mama, hundimiento del pezón o dolor en esa zona, secreción del pezón (no láctea), cualquier cambio en el tamaño o la forma de la mama, dolor en cualquier parte de la mama.

En caso de presentarse los signos antes señalados, Díaz advirtió que la mujer (o el hombre) deben acudir con la matrona de atención primaria o con algún médico especialista, quien solicitará exámenes como mamografía y ecografía mamaria y/o hará la derivación correspondiente al nivel secundario de salud (unidad de patología mamaria), para confirmar o descartar la enfermedad.

Es importante destacar, que esta enfermedad está incluida en el régimen de problemas de salud GES, con plazos asociados para confirmación, etapificación, tratamiento y seguimiento.