El número uno no sintió presión y venció en sets corridos a Elias Ymer para nivelar 1-1 la serie ante Suecia como visitante; mañana jugará el dobles junto a Barrios, que hoy cayó ante Mikael Ymer.

Cuando el viernes asomaba oscuro para Chile en los Qualifiers de la Copa Davis ante Suecia, el sol salió sobre el final de la jornada para iluminar la noche del equipo de Nicolás Massú en Estocolmo y darle esperanzas frescas de clasificación a las Finales en noviembre.

Tras un comienzo difícil para Tomás Barrios en el primer single ante Mikael Ymer (62, 63), Alejandro Tabilo hizo alarde de su condición de número 1 de Chile en la serie y logró una victoria clave ante Elias Ymer (64, 63) para dejar la serie 1-1 al término del primer día en el Royal Tennis Hall de la capital sueca.

Tabilo (173°) ratificó su buen presente con un triunfo trabajado y cerrado, pero muy bien ejecutado de principio a fin. Con su victoria, logró eyectar varias veces a Massú de su silla, y a los muchos hinchas chilenos que coparon una de las tribunas del histórico club de tenis de Estocolmo.

Tabilo jugó con más aplomo que Ymer los puntos importantes y, con un quiebre de servicio en un primer parcial parejo y otro quiebre en el octavo juego del segundo, logró su primer triunfo como singlista en la Davis para igualar la serie como visitante.

Palabra de ganador

«Me mantuve enfocado, neutralicé la presión y estuve en partido en todo momento», comentó un Tabilo que luego de ganar compartió su alegría con los fans chilenos en las gradas. “Influye muchísimo la energía que me da Nico y la intensidad al lado de la cancha, te la transmite. Lo mismo el público… Había hartos chilenos.”

Con este ímpetu saltará mañana a jugar el dobles junto con Barrios, que podrá contagiarse de la energía de Tabilo, ya que en el singles inicial no pudo hacer mucho ante un inspirado Mikael Ymer, que le frustró ocho puntos de quiebre. «Me sentí impresionado con mi nivel, me mantuve ofensivo y los break points fueron importantes, especialmente en el primer set», comentó el victorioso sueco, número 67 del mundo.

Para Massú, fue un buen comienzo, aunque para nada decisivo. “Son cinco puntos y hay que enfocarse en el sábado, aquí todos están preparados para jugar. Solo se celebra si se gana la serie”.

Algo menos efusivo pareció Robin Soderling, quien debutó como capitán sueco. “Podría haber sido 0-2, fue una buena victoria para Mikael; el público estuvo muy activo y ahora el dobles pasa a ser clave aunque sea un partido sobre cinco. Quizás tengamos un pequeño favoritismo”.

El panorama luce abierto para ambos equipos, aunque Suecia pondrá a descansar a sus dos singlistas en el dobles (Lindstedt/Eriksson será la dupla local), mientras que Chile parece fiarse de Tabilo y Barrios para los cinco puntos. Pese al eventual cansancio y a no ser favoritos como visitantes, los chilenos comandados por Massú han demostrado estar hechos para este tipo de desafíos.