El mismo sujeto había sido detenido hace unos días, en el mismo lugar y con más de mil papelillos de pasta base.

Detectives de la Brigada Antinarcóticos y Contra el Crimen Organizado de Calama, detuvieron por segunda vez en menos de un mes a un ciudadano colombiano, por su responsabilidad en el delito de Infracción a la Ley 20.000 de Drogas.

El sujeto mantenía 642 contenedores con cocaína base listos para ser vendidos al interior de un inmueble que ha sido intervenido por la PDI en siete oportunidades, y que había sido incendiado por desconocidos después del último procedimiento desarrollado el 18 de junio pasado. 

Este sujeto se hallaba en el mismo inmueble donde fue detenido la última vez, pese a que esta casa había sido quemada se encontraba reparada y habilitada para la venta de droga, lo que afecta a los vecinos del sector. 

En suma a esta persona se le ha incautado un total de 2.269 contenedores con cocaína base listos para la venta, lo que traducido a ganancias le hubiera permitido alcanzar $2.269.000 pesos.

El sujeto además fue sorprendido durante la cuarentena decretada en la comuna lo que suma un elemento de gravedad a este hecho. Por lo anterior, este individuo también fue formalizado por el delito sancionado en el Art. 318 del Código Penal.