A las 23 horas del sábado en el marco de los servicios desplegados por la 1ª Comisaría de Calama, Carabineros apoyados por personal de Ejército de Chile, sorprendió una fiesta clandestina con casi 100 asistentes.

El hecho se concreta gracias a denuncias anónimas que daban cuenta de la realización de este evento no autorizado en el sector de Quetena.

Al llegar al lugar Carabineros comprobó los hechos sorprendiendo en el lugar a 99 persona que participaban de una fiesta clandestina, siendo detenidos 65 hombre, 33 mujeres sumad a la regente del lugar, todos mayores de edad, entre chilenos y extranjeros.

Además, se incautaron 40 cajas de cerveza, que estaban para el consumo en el evento denunciado.

La encargada de la fiesta pasó a control de detención y los otros asistentes quedan apercibidos, además se informó a la Seremi de Salud de la región para iniciar el sumario sanitario respectivo.