• Klug Rivera fue condenado por la Corte Suprema de Chile por su participación en el secuestro y homicidio de 23 personas durante el gobierno militar de Augusto Pinochet.

Agentes del departamento de Interpol de la Policía Federal Argentina (PFA) capturaron este sábado al ex-coronel de Ejército Walter Klug Rivera, que está condenado por delitos cometidos durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) y que se encontraba prófugo en Argentina, según informó la Policía de Investigaciones (PDI) de Chile.

La detención se realizó en la ciudad de Buenos Aires, por orden del Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional número 10, mientras el exmilitar chileno “transitaba por el barrio” capitalino de Balvanera, detallaron fuentes oficiales que agregaron que sobre Klug Rivera -de origen chileno y que cuenta con pasaporte de Alemania- existía una petición de captura internacional por los delitos de secuestro y homicidio, ocurridos durante el gobierno militar.

El Sistema de Migraciones argentino había detectado el 1 de junio pasado una alerta de la Organización Internacional de Policía Criminal sobre el ex-militar, señalaron las fuentes, por lo que se decidió su detención provisoria, pero -como en ese momento no existía un pedido de captura firme- se le permitió recuperar su libertad.

A partir de una alerta recibida por el Ministerio de Seguridad argentino -y una vez que Interpol publicara, el pasado 9 de junio, la Alerta Roja solicitada por la Justicia chilena- las fuentes indicaron que se comenzaron las tareas para detener al ex-militar y ponerlo a disposición del Poder Judicial.

Los cargos contra Walter Klug Rivera.

Klug Rivera fue condenado en 2014 por la Corte Suprema de Chile a diez años y un día de prisión por su participación en el secuestro y homicidio de 23 trabajadores de las centrales hidroeléctricas de El Toro y El Abanico, de la Empresa Nacional de Electricidad (ENDESA).

La nueva fuga de Klug Rivera había sido difundida el 8 de junio por la agrupación Londres 38 en sus redes sociales, al denunciar que había logrado traspasar la frontera por el sur de Chile hacia Argentina, con la intención de tomar un vuelo a Europa, primero a España y luego a Alemania, donde no podría ser fácilmente extraditado debido a su doble nacionalidad chileno-alemana.