Fuente: DW Internacional

  • China se jactaba de su éxito sobre la epidemia, al imponer el primer confinamiento del mundo a inicios de 2020 en la ciudad de Wuhan, pero la alerta volvió con un nuevo brote de la contagiosa variante delta.

El peor brote de coronavirus que ha registrado China en los últimos meses se ha extendido por otras dos regiones, la provincia de Fujian y la municipalidad de Chongqing, que tiene 31 millones de habitantes, anunciaron las autoridades sanitarias el sábado (31.07.2021).

En total, se han detectado 55 nuevos casos en el país, según la Comisión Nacional de Salud. A las cuatro provincias y Pekín, donde ya se habían reportado infecciones de la variante delta, se suman ahora Fujian y la municipalidad de Chongqing.

Más de 200 casos en el país están vinculados con un brote en la oriental provincia de Jiangsu, donde nueve miembros del personal de limpieza del aeropuerto internacional de la ciudad de Nanjing dieron positivo el 20 de julio. Mientras, las autoridades de Nanjing decretaron este sábado el cierre de las atracciones turísticas y culturales, tras el aumento de casos.

Centenares de miles de personas ya han sido confinadas en la provincia de Jiangsu, mientras en Nanjing 9,2 millones de residentes fueron sometidos a tests de diagnóstico en dos ocasiones.

La turística ciudad de Zhangjiajie, en la provincia de Hunan, donde un puñado de casos asistieron a una obra de teatro, confinó al millón y medio de residentes y cerró todas las atracciones turísticas el viernes, según una nota oficial.

Conocida por sus sorprendentes formaciones rocosas, en esta ciudad se rodó parte de la taquillera película “Avatar”.