• El Secretario General honra la memoria de las casi 3000 víctimas de los ataques terroristas en Estados Unidos. Los miembros del Consejo de Seguridad renovaron su compromiso de unidad frente al terrorismo. 

Cuando se cumplen veinte años del atentado terrorista que derribó las emblemáticas Torres Gemelas del World Trade Center de Nueva York, el Secretario General de la ONU, António Guterres, ha rendido homenaje a los primeros rescatadores que corrieron hacia los edificios para salvar vidas.

Casi 3.000 personas murieron en los atentados del 11 de septiembre de 2001, en los que cuatro aviones secuestrados por miembros del grupo terrorista Al Qaeda se estrellaron contra objetivos estadounidenses, entre ellos los dos rascacielos del distrito financiero de Manhattan.

El sábado se celebraron ceremonias conmemorativas en todo Estados Unidos, incluidos los tres lugares donde se produjeron los atentados: un avión se estrelló también contra el Pentágono, sede de las Fuerzas Armadas estadounidenses, y otro se estrelló en una zona rural de Pensilvania, después de que los pasajeros recuperaran el control de los secuestradores.

Ese día murieron en Nueva York más de 400 rescatistas, la mayoría de ellos bomberos. En un comunicado, Guterres rindió homenaje a quienes se pusieron en peligro cuando se dirigieron a las Torres Gemelas en llamas, “y muchos de ellos hicieron el sacrificio definitivo, ejemplificando la misma humanidad y compasión que el terrorismo trata de borrar”.

Describiendo ese día como uno “grabado en la mente de millones de personas en todo el mundo”, Guterres recordó que las miles de víctimas y los miles de heridos en el “cobarde y atroz” atentado procedían de unos 90 países.

Al rendir homenaje a los supervivientes que, según dijo, han tenido que superar las cicatrices físicas y emocionales para seguir adelante con sus vidas, Guterres prometió que continuará la solidaridad de la ONU con el pueblo de Nueva York, de Estados Unidos, así como con todas las víctimas del terrorismo en todo el mundo.

Guterres también recordó la solidaridad, la unidad y la determinación expresadas hace 20 años por la comunidad internacional. El entonces Secretario General, Kofi Annan, condenó los atentados el mismo día en que se produjeron, subrayando que ninguna causa justa puede ser promovida por el terror.

Visita del Consejo de Seguridad al memorial del 11-S

 Los miembros del Consejo de Seguridad conmemoraron el 20 aniversario de los atentados terroristas del 11 de septiembre con una visita al memorial y museo en Nueva York el pasado jueves. 

En su intervención en el museo, la embajadora de Estados Unidos, Linda Thomas-Greenfield, agradeció a los representantes de los otros 14 países miembros que se unieran a ella para conmemorar este momento tan solemne, y añadió que se trata de “un acontecimiento importante que refleja la unidad de este Consejo en esta cuestión”.

La embajadora Thomas-Greenfield continuó diciendo que “el Consejo y el mundo no deberían olvidar nunca el ataque a la ciudad que todos llamamos ahora nuestro hogar. Y muchas otras personas sienten que Nueva York es una ciudad global, es una ciudad internacional, es una ciudad a la que todos se sienten cercanos. Así que tenemos que asegurarnos de honrar a esta ciudad y mostrar nuestro respeto por ella de cara al futuro”.

Leyendo una declaración emitida por el Consejo, el embajador irlandés dijo que “los miembros del Consejo de Seguridad están tan unidos hoy como hace 20 años en su compromiso de prevenir y combatir el terrorismo, en todas sus formas y dondequiera que se produzca, de acuerdo con el derecho internacional”.