Fuente: T13.

El “Equipo de Todos” salió con todo desde el primer minuto. Recién a los 4’ Charles Aránguiz le metió un gran pase a Eduardo Vargas, quien estrelló su remate en el palo del arco boliviano.

Ya sobre la media hora Lampe comenzó a hacer tiempo, lo que hizo recordar el 0-0 en el Monumental por las Clasificatorias para Rusia 2018, siendo advertido por el árbitro Eber Aquino para no demorar el juego.

Antes del descanso, a los 35’ un centro rasante de Eugenio Mena cruzó toda el área chica de Bolivia y a los 43’ Jean Meneses probó con un derechazo desde fuera del área. Erick Pulgar también se atrevió con un remate que Lampe despejó con los puños antes de que el juez Aquino pitara el término de la primera etapa.

En el complemento se mantuvo el mismo trámite del partido, con La Roja proponiendo y llevando más peligro a la portería visitante, pero no llegaba el gol.

A los 68’ Luis “Mago” Jiménez, quien ingresó en la segunda etapa, intentó con un remate de derecha que pasó cerca del arco. Pero sólo un minuto más tarde, a los 69’, Erick Pulgar conectó de cabeza y marcó el primero de Chile, desatando los festejos en San Carlos.

Sin embargo, cuando parecía que las cosas le comenzaban a salir al “Equipo de Todos”, Aquino cobró penal para Bolivia, tras revisar el VAR, por una mano en el área de Guillermo Maripán. Marcelo Moreno Martins, el goleador de la Verde y de las Clasificatorias, dejó las cosas 1-1 a los 82’.

Por Clasificatorias, Chile volverá a la cancha en septiembre, cuando reciba a Brasil y visite a Colombia. Antes tendrá el desafío de la Copa América, donde debuta el próximo lunes 14 ante Argentina.

Solo tres minutos más tarde, Francisco Sierralta también avisó con un tiro que dio en el horizontal de la portería defendida por Carlos Lampe. A los 23’ Vargas se atrevió con otro remate que se fue apenas desviado.

Este resultado es una desgracia para lo que jugo Chile, para lo que fue capaz de generar Chile, futbolísticamente es evidente que el resultado no está la altura de lo realizado, se observó que Chile tiene un problema, le cuesta mucho concretar la situaciones del gol, ante no generaba situaciones de gol, ahora las genera, pero tampoco las convierte, y ese fue un pecado capital durante todo este encuentro, porque chile, sobre todo en el primer tiempo, fue capaz de gestionar seis o siete jugadas que pudieron haber perfectamente terminadas adentro del pórtico del guarda meta de Bolivia.

Bolivia fue a buscar un milagro, y la encontró en una jugada netamente fortuita.